Ahí Estaba Yo


Ahí estaba yo. Trepando por el muro. Buscando meticulosamente los puntos de apoyo. Abriéndome paso con mis manos desnudas. Adhiriéndolas a cuanto saliente encuentro a mi paso. Como un escalador de rocas con tendencia a sucumbir a la gula del café y los pastelitos mañaneros. Sacando partido del insinuado físico fondón para hacer contrapeso enSigue leyendo “Ahí Estaba Yo”

El Paladín Que No Llegó


Sé que soy un amasijo de defectos, pero si por unos segundos pudieras ver, en su justa medida, lo que siento por ti, me verías de otro modo. Sé, que no cubro tus expectativas. Que mi incapacidad para intuir esos pequeños detalles que tanto anhelas rompe todos tus esquemas. Pero, si pudieras abrir las puertasSigue leyendo “El Paladín Que No Llegó”

La Mejor De Tus Sonrisas


Una hermosa sonrisa, como defensa, es el escudo perfecto contra las lenguas mal intencionadas. Deslumbra a quien se acerca. Seduce, atrae, distrae miradas, desvía preguntas y disipa dudas si las hubiera. Se percata de sospechas infundadas y las aclara sin llegar a las palabras. De ese modo, tal pensamiento, si es que lo hubo, esSigue leyendo “La Mejor De Tus Sonrisas”

Caída y Resurrección


No es nada fácil emular al ave Fénix. Resurgir de las cenizas en proyección ascendente al firmamento envuelto en llamas purificadoras. La resurrección no es tarea sencilla. No basta con lamerse las heridas. Recomponerse requiere tiempo. Reunir los pedazos esparcidos y hacer que encajen del mismo modo es imposible. Una vez te has roto nuncaSigue leyendo “Caída y Resurrección”

Comenzando A Navegar


“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados.” — Oscar Wilde. Hola, soy MarcoASantanaS, y esta es la primera entrada de mi nueva bitácora. Y digo nueva porque anteriormente tuve otra, la cual, cerré por falta de tiempo por un lado y por cierto grado de desmotivación por otro. Pero bueno, eso forma parte delSigue leyendo “Comenzando A Navegar”